Consigue dinero extra

para-que-ahorrar_1200X850px-02.jpg

Cuida tu historial crediticio

Así como tienes un perfil en tus redes sociales, el historial crediticio es tu “perfil financiero”, donde los bancos pueden ver qué tan responsable eres con tus pagos de servicios como luz, agua, teléfono, tus tarjetas de crédito, préstamos y más.

¿Para qué sirve tener un buen historial crediticio?

1

El banco confía en ti y es más fácil que te preste dinero

Además, puedes acceder a mejores condiciones de los préstamos que necesitas, como aumentar la línea de tu tarjeta de crédito, acceder a un préstamo de mayor monto o con una tasa más baja.

2

Define un presupuesto

Busca alternativas y compara precios que se ajusten a tus ingresos. Por ejemplo: S/ 2,000

3

Tienes más oportunidades personales

Este historial también lo revisan otras instituciones y te puede servir para:

  • Conseguir un trabajo
  • Pedir una beca académica
  • Adquirir una línea de teléfono
4

Puedes hacer negocios sin problemas

A ninguna empresa le gustaría hacer negocios con una persona que tenga problemas en su historial de crédito.

¿Cómo mantener un buen historial crediticio?


  1. Ten un presupuesto para mantener tus ingresos y gastos en orden, y siempre calcula con cuánto te puedes endeudar.
  2. Sé puntual en tus pagos de préstamos y servicios.
  3. Ahorra para emergencias, si pierdes tu empleo, podrás seguir cumpliendo con tus pagos.

Diferencias entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito

Denise ha recibido la llamada de varias entidades financieras que le ofrecen un préstamo a tasa preferencial, o incrementar el límite en su tarjeta de crédito. En esta situación, en la que coincidentemente Denise necesita disposición de efectivo, ¿qué será lo que más le conviene?


Tomando la decisión

Walter le recuerda a Denise que la tarjeta depende del límite de su línea de crédito, pero sobre todo de la capacidad para pagar las cuotas que le corresponden, antes de que venzan sus plazos de pago, para evitar el cobro de intereses adicionales.

Denise sabe que podrá hacer pagos mínimos, pero también que estos provocarán que la deuda se incremente. Si pide un crédito personal, en cambio, ella podría acceder a mayores montos de financiamiento que con la tarjeta de crédito.

Además, como ha sido una buena clienta, podría acceder a mejores tasas, partiendo de que, en general, las tasas de los préstamos personales son mucho más bajas que las que se cobra por una tarjeta de crédito.

Para Walter, es bueno tener claro lo que representa cada producto financiero.

  1. La línea de crédito limita las posibilidades de obtener grandes sumas en financiamiento.
  2. Muchos servicios de ecommerce como Netflix, Spotify, Amazon, Aliexpress, Apple, Google, entre otros, requieren de una tarjeta de crédito como requisito para realizar compras o transacciones.
  3. Si alguno de los meses no se cuenta con la liquidez suficiente, está la opción del pago mínimo. Pero este ocasiona que la deuda se agrande y se cobren más intereses.
  4. Pero este ocasiona que la deuda se agrande y se cobren más intereses.
  5. Se acumulan puntos, kilómetros y se acceden a beneficios dependiendo del tipo de tarjeta.
  1. En comparación con la tarjeta de crédito se puede acceder a mayores montos de financiamiento.
  2. A diferencia de la tarjeta de crédito, cuyo pago mensual se podría incrementar dependiendo de los consumos adicionales, este se mantiene fijo según lo pactado.
  3. Si el préstamo se solicita al banco en donde uno ya posee otros productos, como tarjeta de crédito, cuenta sueldo o CTS, se puede acceder a tasas de interés preferenciales.
  4. Los intereses que se cobran por un préstamo personal son mucho más bajos que los de la tarjeta de crédito.
  5. En la escala de tasas, los personales son los más caros, con tasas más altas que los vehiculares o hipotecarios.

¿Me endeudo o no me endeudo?

Si se trata de un gasto no muy alto, como un viaje, Walter recomienda utilizar tarjetas como LATAM Pass para canjear los consumos por kilómetros, pero cancelando la deuda en dos o tres cuotas como máximo.

Pero, si no tiene la liquidez suficiente para pagar la tarjeta antes de fin de mes, del tal modo que no se generan intereses, pagará tasas de interés de entre 39% y 70%, dependiendo de la entidad bancaria y el tipo de tarjeta de crédito.

Por lo tanto, cada vez que cancele el pago mínimo, su deuda seguirá allí, acumulándose. En cambio, si solicita un préstamo personal, podría acceder a una tasa de interés de entre 9% y 20% para un préstamo personal, dependiendo de su récord.

De esa forma podría financiar el pago total de una aventura, incluyendo los pasajes y la estadía, sin comprometer su liquidez en el corto o mediano plazo, a una tasa mucho más baja y con una cuota fija cada fin de mes.

Por ningún motivo es recomendable que una persona se endeude a largo plazo con una tarjeta de crédito, pues el pago total saldrá carísimo. Peor aún retirar dinero en efectivo. Ese, a decir de Walter, es un crimen financiero.

Finalmente, para decidir entre pagar una la tarjeta de crédito o solicitar un crédito personal, debemos tener en cuenta las siguientes variables:

  • El motivo por el cual se busca el financiamiento.
  • El monto al que uno quiere acceder.
  • El plazo en el que queremos pagar la deuda.
  • Los intereses que estamos dispuestos a pagar.

Las 7 claves para aprovechar tu tarjeta

  1. Limita el número de tarjetas de crédito: si usas muchas, perderás el control de tus gastos.
  2. Cancela las tarjetas de crédito en desuso: esto te permite evitar gastos en comisiones y pago de membresía.
  3. Mantén tus datos actualizados: así tu estado de cuenta siempre llegará a tu dirección o email correcto.
  4. Evita comprar en muchas cuotas: parece que pagas menos cada mes, pero al final pagarás más en intereses.
  5. Paga más del monto mínimo en tu estado de cuenta: así no harás la deuda más larga y pagarás menos en intereses.
  6. No retires efectivo de tu tarjeta de crédito: a menos que pases por una emergencia, ya que tiene una tasa de interés mucho más alta que la tasa por compras.
  7. Apunta tus fechas de pago: puedes utilizar un calendario físico o recordatorios en tu celular.

Lo que necesitas saber antes de pedir un préstamo al banco

Los préstamos tienen una tasa de interés menor a la tarjeta de crédito, elige el que más se acomode a tus planes y necesidades:


Medio de financiamiento

Tus planes

El crédito que necesitas

¿Necesitas hacer un pago con efectivo o de un monto mayor al que puedes pagar con tus ahorros o tarjeta de crédito?

Crédito en efectivo

¿Ya te decidiste a seguir estudiando?

Crédito de estudios

¿Necesitas comprar una moto o auto?

Crédito vehicular

¿Vas a construir tu casa, tener tu propio terreno o departamento?

Crédito hipotecario

¿Quieres poner tu propio negocio?

Crédito negocios

Antes de solicitar cualquiera de estas opciones, asegúrate de tener dinero para el pago de las cuotas mensuales. Arma un presupuesto y sabrás cuánto puedes pagar cada mes y en cuánto tiempo cancelarás el préstamo. ¡Y recuerda que los créditos son para cumplir planes que tienes en mente desde hace mucho tiempo, no para gastos innecesarios!

¿Qué hacer si el monto del crédito que necesitas solicitar es alto?

Paciencia y buen humor. Para créditos con un monto alto, como el que requiere la compra de una casa o terreno, lo mejor es ahorrar por un tiempo para dar una mayor inicial, así el monto del préstamo será menor. Y recuerda esto como una regla: sea el monto de crédito que hayas sacado, siempre será mejor elegir la menor cantidad de cuotas posible. Las cuotas serán de un monto más alto, pero a la larga pagarás menos en intereses.

Evita retrasos en los pagos:

  • Incluye el pago de tu crédito como gasto fijo dentro de tu presupuesto.
  • Ten una alarma o apunta en el calendario las fechas de pago.
  • Si te vas de viaje, adelanta cuotas para dejar el pago hecho y viajar sin preocupaciones.
  • Considera el débito automático, con el cuál el banco descuenta la cuota de tu crédito de tu cuenta de ahorros para hacer el pago del crédito de forma automática.

Aprovecha tus préstamos BCP:

  • Compara las opciones de la TCEA o la cuota mensual entre distintos bancos: recuerda que la TCEA es el costo total del crédito por año, incluidos los intereses, comisiones, seguros y gastos adicionales.
  • Haz prepagos: por ejemplo, cuando tienes un dinero extra como la gratificación o un bono. Al prepagar tu deuda puedes elegir 2 opciones: disminuir tu cuota mensual o reducir el plazo de tu deuda. En ambos casos pagarás menos intereses.
  • Escoge la menor cantidad de cuotas: así pagas menos en intereses. Puede que elijas la cuota más alta, pero siempre cuida que esté dentro de tu presupuesto y lo puedas pagar todos los meses.
  • Recuerda que el monto de tu cuota mensual no debe exceder el 30% de tus ingresos fijos, así no te complicarás a fin de mes y podrás cubrir todos tus gastos planificados.
  • Cuida tu fecha de pago: con esto evitas gastar en la comisión por pago atrasado.
  • Solicita tu préstamo en la moneda que recibes tus ingresos: así te olvidas de la variación en el tipo de cambio y siempre sabrás cuánto de tu sueldo destinar al pago de tus deudas.

Recuerda cuando platita extra tienes, prepagar tus deudas debes.


Todo sobre la tarjeta de crédito

Puedes usar tu tarjeta de crédito como un medio para financiar una compra o como un medio de pago, en este cuadro te lo explicamos mejor:

  • Elige esta opción cuando tienes un monto grande que necesitas pagar en varios meses o cuotas. Como una computadora, una TV, una refrigeradora, etc.
  • Pagarás intereses por el dinero prestado.
  • Procura elegir la menos cantidad de cuotas. De esta manera ahorras en intereses y cancelarás tu deuda más rápido.
  • Recuerda que el monto de tu cuota mensual no debe exceder el 30% de tus ingresos fijos, así no te complicarás a fin de mes y podrás cubrir todos tus gastos planificados.
  • Elige esta opción cuando puedes pagar el total de tus consumos, pero quieres usar los beneficios de tu tarjeta de crédito.
  • Para darle este uso a tu tarjeta, no debes tener ninguna deuda pendiente.
  • Recuerda respetar la fecha límite de pago de tus deudas para evitar los intereses.
  • Al hacer tus compras, indica que quieres usar la modalidad “crédito normal” o “sin cuotas”.
  • Lo mejor es que así evitas cargar con efectivo. Es mucho más seguro.

La podrás utilizar para tus pagos, compras y consumos tanto en establecimientos físicos como por internet.

Tomando la decisión

Tiene una línea de crédito: Es el monto máximo que puedes utilizar. Con cada uso este monto disminuye y lo recuperas luego de pagar tu tarjeta de crédito.

Tiene un ciclo de facturación: Es la fecha en que el banco “saca la cuenta” de todas las compras que hiciste en este ciclo, para calcular el monto a pagar.

Te contamos un poco más sobre estas fechas que debes recordar:

Tiene un estado de cuenta: Aquí podrás ver el monto y la fecha límite de pago. Además del detalle de tus consumos. Tu estado de cuenta se emitirá si tienes una deuda pendiente con tu tarjeta de crédito.

¿Cómo pagarla?

Tienes 3 alternativas:


Es lo mínimo que debes pagar. Hazlo solo en casos de emergencia, ya que pagar el mínimo alarga el plazo de la deuda y genera más intereses.


*Si consumiste en soles y dólares con tu tarjeta, tendrás un pago mínimo por cada moneda.

*El pago mínimo se compone de las cuotas del mes y un porcentaje de tus compras o consumos que no fueron solicitados en cuotas.

Es pagar toda la deuda del mes de la tarjeta. Si lo haces antes de tu fecha límite de pago, evitarás pagar intereses.

Es pagar el monto que deseas, el cual deberá ser mayor al monto mínimo, pero sin llegar al pago total. De esta manera, vas pagando la deuda más rápido y reduces el pago de intereses.


¿Qué cobros de tu tarjeta de crédito puedes evitar?

Puedes evitar esta comisión cumpliendo estas 2 condiciones dependiendo del tipo de tarjeta que tengas:

Tipo de tarjeta

Costo de membresía Anual

Condiciones para exoneración




VISA LATAM PASS

Visa Clásica

S/. 80

- Consumir todos los 12 ciclos* previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 180.

Visa Oro

S/. 170

- Consumir todos los 12 ciclos* previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 750.

Visa Platinum

S/. 350

- Consumir todos los 12 ciclos previos al cobro de la comisión
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 1800.

Visa Signature

S/. 400

- Consumir todos los 12 ciclos previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 5,000.

AMEX LATAM PASS

American Express Clásica

S/. 80

- Consumir todos los 12 ciclos previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 180.

American Express Oro

S/. 170

- Consumir todos los 12 ciclos previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 750.

American Express Platinum

S/. 350

- Consumir todos los 12 ciclos * previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 1,800.

American Express Black

S/. 400

- Consumir todos los 12 ciclos previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 5,000. 

MILLAS TRAVEL

Visa Oro

S/. 170

- Consumir todos los 12 ciclos* previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 750.

Visa Platinum

S/. 350

-Consumir todos los 12 ciclos* previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 1,800.

OTRAS

Visa Light

Exonerada de Membresía

Exonerada de Membresía

Visa Clásica

S/. 60 – S/. 80

- Consumir todos los 12 ciclos* previos al cobro de la comisión.
- Y que el consumo promedio de los 12 ciclos sea mayor o igual a S/ 180.

Para más información: www.viabcp.com. No olvidar este TIP para evitar pagar membresía en cualquier tarjeta de crédito: Afílate al servicio de Cargo Recurrente. Es una forma simple, rápida y segura para pagar oportunamente tus servicios como agua, luz, gas, el colegio de tu hijo, entre otros. Consiste en programar un pago automático a través de tu tarjeta de crédito, por el servicio que elijas, de manera periódica y sin ningún costo. De esta manera aumentas tu consumo promedio que te permitirá ser exonerado del pago de la comisión anual de membresía. Solo tienes que llamar a nuestra banca por teléfono (01-311 9898) y solicitar la afiliación.

Retirar efectivo de tu tarjeta tiene una tasa de interés muy alta que incluso se va acumulando cada día, por eso hazlo solo en caso de emergencias.

Evita esta comisión pidiendo tu estado de cuenta virtual, es totalmente gratis y te ahorras S/10 todos los meses. Puedes solicitar que sea enviado a tu correo electrónico, a través de www.viabcp.com

Esto se evita pagando a tiempo tu tarjeta (antes de tu fecha de límite de pago), puede ir desde S/35 hasta S/100. Pero si estás pasando por un momento difícil y no tienes dinero, evita esta penalidad pagando el monto mínimo.

Si no tienes deudas con tu tarjeta de crédito y puedes cancelar tu consumo antes de la fecha de pago, sin necesitar “partirlo” en cuotas, usa tu tarjeta y aprovecha sus beneficios sin pagar intereses.


Recuerda, siempre debes pagar a tiempo tu Tarjeta de Crédito para evitar penalidades e intereses altos.