¿Para qué ahorrar?


Mira el video del Cuy Mágico y aprende sobre los motivos para ahorrar.

Guarda tu dinero en un lugar seguro

El banco es la mejor opción para cuidar tus ahorros, de esta manera tendrás tu dinero seguro y disponible para cuando lo necesites. Elige la cuenta que quieras, según tu preferencia:

infografia-dos-bcp.png

Para mayor información sobre cada una de las cuentas ingresa a: www.viabcp.com.

Independientemente de la cuenta que elijas, tu dinero estará a salvo. Recuerda que podrás usar tu dinero cuando quieras usando la tarjeta de débito.

Ten en cuenta estos 2 conceptos que son muy importantes:

  1. Cuenta de ahorros: es el “espacio” en el banco donde tienes tu dinero guardado.
  2. Tarjeta de débito: es la tarjeta que te permite usar el dinero de tu Cuenta de Ahorros como si fuera efectivo, pero de manera más práctica y segura.

Existen varios tipos de tarjetas, elige la que más se adecua a tus necesidades.

infografia-tres-bcp.png

Tips para ahorrar


Si ya te animaste a ahorrar, sigue estos consejos tanto para casos de emergencia o tus planes.

No olvides que cada mes debes ahorrar el 10% de tus ingresos netos mensuales para tu fondo de emergencia. Este fondo te cubrirá ante cualquier evento no planificado como una emergencia de salud o de trabajo.

Define el monto que necesitarás para lograrlo y el plazo que estás dispuesto a esperar. Ahorra cada mes el monto que haz establecido en una cuenta diferente a la de tus gastos diarios.

El monto que definas como tu ahorro no debe afectar tus gastos fijos (el pago del alquiler, el pago de la mensualidad de la universidad, el pago de los servicios de la casa, etc.). Solo de esta manera podrás ahorrar lo suficiente para hacer tu plan realidad y sin afectar tu calidad de vida

Aunque muchas ofertas te estén guiñando el ojo el día de pago, resiste y guarda el monto que te pusiste como meta de ahorro el mismo día que recibas tu sueldo.

Este paso es importante si la tentación de gastar es muy fuerte para ti. Solo necesitas tener una cuenta de ahorros distinta a la cuenta donde recibes tu sueldo para que puedas transferir tus ahorros y evites tocar ese dinero.

Incluye tus ahorros en tu presupuesto de forma mensual. Si hay meses en los que gastas más de la cuenta, ahorra aunque sea un poco. ¡Así se volverá un hábito!

Si por algún descuido tienes una deuda importante, prioriza este pago antes de separar dinero para tus ahorros.